Berlín vive

Publicado en Alemania, Berlín, Fotografía, Fujifilm X-Pro2, Fujifilm X100, Viajar el May 17th, 2019 por diegojambrina

Una parte de mí se quedó en Berlín. La otra se fue con la sensación de que si algún día volviera y se encontrara en cualquier calle de la ciudad con la parte que se quedó, no la reconocería.

Tengo pruebas físicas que demuestran que esta sensación no es producto de mi imaginación. Es visible, palpable, numerable… Es muy real. Cada fotografía tomada es la constatación absoluta de mi transformación.

Son como un espejo donde me reconozco cada vez que las miro. Son como las campanadas que gritan el cambio de año. Como un feliz cumpleaños cada 20 de octubre.

Los lugares a los que vuelvo también cambian. Berlín ha cambiado. No estoy solo en este proceso.

Hoy, es más elegante, formal, ordenada y, hasta cierto punto, es más engreída. A veces pienso que me mira con desdén y se acerca con sigilo por la espalda para susurrarme al oído que no estoy a su altura.

La desprecio por eso.

Otras veces, la siento cercana, amable, despreocupada, con el pelo revuelto. Y veo que me sonríe con complicidad. Me dan ganas de abrazarla con fuerza y no soltarla nunca.

Nunca.

Soñando
Dentro de mí

Muros de cristal

Vida interior

Bloques de color
Pantalla

Ayuda
Incursión
Azul protector
Sombras río abajo

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sudor, semen y ron (Cuba 5/5)

Publicado en Cuba, Fotografía, Literatura, Viajar el November 14th, 2017 por diegojambrina

Yo iba con algunos títulos en la cabeza y unos pesos en el bolsillo directo a un mercadillo cerca de la Plaza de Armas de La Habana, pero la pasión del librero por la literatura y su arte comercial me convencieron para comprar ejemplares desconocidos para mí. Entre otros, me traje “El nido de la serpiente”, una novela de Pedro Juan Gutiérrez. Lo compré sin pensármelo mucho. Bastó con que me dijera que este escritor era el Bukowski cubano para que me interesara por él. Y remató la venta cuando me invitó a abrir el libro por cualquier página y leyera un párrafo al azar.

Ahora, leyendo en mi casa estas páginas manchadas de sudor, semen y ron, me siento más atraído por la Cuba que dejé atrás. La buena literatura tiene ese poder. Crea en tu imaginario un país muy alejado de los cayos, la arquitectura colonial y los grupos de turistas que no pierden de vista el paraguas del guía.

No es que yo haya viajado por la isla al calor de un grupo armado con palos de selfie, pero sí me he sentido atrapado por la iconografía comercial de las agencias de viajes. Y pocos han sido los momentos sentidos como propios.

Es por esa razón, por la que se me hace tan difícil escribir sobre este viaje.

En calma

Inteligencia natural

Esperando el final del día

La mujer de mirada roja

Exhausto

Poniendo agua de por medio

Esperando tiempos mejores

Tags: , , , , , , , , , , , , ,