Ámsterdam, una ciudad monumental sin monumentos (1/2)

Publicado en Ámsterdam, Fotografía, Holanda, Lomografía, Lubitel, Viajar el December 20th, 2015 por diegojambrina

PARTE 2/2 – fotografía en color con una Fujifilm X100

Asia, África, Centroamérica y Sudamérica… lugares lejanos en el espacio que nos hacen sentir viajar en el tiempo. Esa es la razón por la que viajamos hasta allí. Pero a dos horas y media de vuelo, tenemos ciudades que parecen transportarnos a otro mundo. Un mundo donde lo privado y lo público se separa por una ventana sin cortinas. Un mundo donde hay gente que vive en casas flotantes, donde el coche no sirve y la bicicleta se transforma de objeto de recreo en principal medio de transporte.

Estoy hablando de Ámsterdam.

Hábitat de Diego Jambrina en 500px.com

 

Doblemente bonito de Diego Jambrina en 500px.com

Tres días en una ciudad sin monumentos destacables parecen demasiados días.
No hay torres Eiffel, ni puertas de Brandenburgo, ni museos Guggenheim, pero Ámsterdam no necesita nada de eso.

A la capital de los Países Bajos, le basta y le sobra con sus canales, edificios centenarios e inclinados. Le basta con sus tiendas de souvenir con sabor a queso, con sus bicicletas, cerveceras y bares con amplia carta local. Le basta con sus pequeños puentes de piedra y con los puentes levadizos, que tanto recuerdan a Van Gogh. Le basta con el frío que tersa la piel y con recorridos a pie, guiados por el desconcierto de miles de calles que se cruzan en el camino.

En Ámsterdam, basta con estar ahí.

Mujer de Diego Jambrina en 500px.com

 

Rodar por el agua de Diego Jambrina en 500px.com

Molen de Diego Jambrina en 500px.com

 

Estructura dura y móvil de Diego Jambrina en 500px.com

Movilidad eterna de Diego Jambrina en 500px.com

 

Suave navegación de Diego Jambrina en 500px.com

 

Movilidad eterna de Diego Jambrina en 500px.com

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Viajar por Provenza con una cámara de fotos (3 de 3)

Publicado en Arlés, Canon, Fotografía, Francia, Lomografía, Provenza, Viajar el May 2nd, 2012 por diegojambrina

Parte I
Parte II

Canon450D y Mini Diana Lomography

Hay un pueblo en Provenza que merece un post para él solo.

Cuando el loco del pelo rojo llegó allí, se dio cuenta de que aquel era el lugar perfecto para pintar. Luz. Luz. Y más luz. Vincent Van Gogh pintó en Arlés muchos de sus mejores cuadros. Su creatividad se desató gracias a su locura y a la luz. Hoy, este maravilloso lugar es sede de uno de los festivales de fotografía más importantes del mundo. Otra vez la luz.

Felix Nadar afirmó que “fotografiar es pintar con luz”. No pudo ser más exacto al definir así este arte. Seguro que él y Van Gogh se hubieran entendido bien.

Muchos años después, Arlés sigue siendo luminoso. Si se tiene la suerte que yo tuve con el tiempo, se puede disfrutar de estupendos paseos por las estrechas calles o plácidas caminatas por la ribera del río Ródano. Así, paso a paso se acaba llegando a un punto en el que Vincent clavó su caballete e inmortalizó el Puente Langlois como sólo él ha sabido hacerlo.

Yo, inspirado por su mirada, retraté el puente con tres exposiciones sobre un mismo espacio del negativo. Tengo otras fotos realizadas con la cámara reflex digital, pero no conseguí captar ni la luz ni la locura mejor que con la Mini Diana de Lomography: una cámara analógica de plástico, con objetivo de plástico, de 49€. Además, para potenciar los colores y el contraste usé un carrete de diapositiva, el Kodak Ektachrome de ISO 100, e hice un revelado cruzado, es decir, se utilizó una solución química destinada al revelado de negativo fotográfico.

loco rojo de Diego Jambrina en 500px.com

 

Llegar hasta el puente es bien fácil; basta con seguir las indicaciones que hay por el suelo. Unas pequeñas flechas facilitan un recorrido que te lleva hasta los diferentes puntos donde Van Gogh encontró un motivo que pintar.

Podéis acercaros a la oficina de turismo. Allí tenéis, gratis, un mapa con unos diez lugares a los que ir. Si eres un apasionado del pintor holandés, como creo que ya habréis averiguado que soy yo, es un recorrido que no debéis perder. Pero aún no siéndolo, podéis seguirlo de igual modo porque te lleva por muchos lugares interesantes.

 

puente de Diego Jambrina en 500px.com

Uno de esos lugares es Las Arenas de Arlés, un anfiteatro romano colosal, casi tanto como el de Roma, con capacidad para 25.000 espectadores. Deslumbra por su buena conservación, pero, sobre todo, por su tamaño y el entorno en el que está, rodeado por casas humildes y de poca altura.

Arlés, provenzal y romano by Diego Jambrina (Elhombredemackintosh) on 500px.com

En cierto modo, Arlés me recuerda a Mérida, porque andando por sus calles te encuentras de golpe y porrazo con una ruina romana, y eso emociona.

Pero en Arlés, además de poder ver el anfiteatro, los baños, el teatro, las murallas, las puertas de acceso a la ciudad y las calzadas de la época romana, el resto es también maravilloso. Me encantan sus calles, sus casas, sus contraventanas, el color amarillo y azul… Hasta los árboles sin hojas y a tono con las consecuencias del paso del tiempo son perfectos para fotografiar.

Luz y color en las calles de Arlés by Diego Jambrina (Elhombredemackintosh) on 500px.com

Y si por si eso fuera poco, los interiores oscuros de las iglesias iluminan la imaginación del fotógrafo permitiendo captar el arte, la historia y los siglos. Los objetivos que llevo con mi Canon y el ISO que permite la propia cámara no son suficientes para operar en el interior de una iglesia, pero en este caso los escasos rayos de luz dramatizan la escena y ayudan a transmitir la historia mucho mejor.

Aún hoy, las cabezas de las esculturas religiosas permanecen decapitadas. Muestran el hastío del pueblo por siglos y siglos de opresión, hambruna y arrogancia de la iglesia católica. Con la llegada de la revolución, la gente se desquitó a golpe de martillo. Curioso que fuera con martillo y golpes como se crearon estos símbolos religiosos y que fueran también martillos y golpes lo que las destruyeran.

Decapitaciones en la iglesia by Diego Jambrina (Elhombredemackintosh) on 500px.com

¿He dicho hambruna? Pues hambre, hambre, lo que se dice hambre, en Arlés no tienes porqué pasar. Claro que sin dinero no hay nada que hacer. Bueno sí que lo hay. Sacar fotos a diestro y siniestro. Y, como no podía ser de otra forma, utilicé la Mini Diana que ya conocéis para captar esos fabulosos colores del mercado de Arlés.

frutas de Diego Jambrina en 500px.com

 

Y entre foto y foto, picoteo.

comer amar de Diego Jambrina en 500px.com

Y para acabar mi viaje por la Provenza francesa, tengo que aconsejaros una parada en la autopista. Porque también en las autopistas hay cosas dignas de fotografiar. Andad atentos justo antes de llegar a Carcasona e id mirando a vuestra derecha. Mejor que lo haga el copiloto. Hay una área de descanso resguardada con altos y frondosos árboles del ruido del tráfico y abierta por el otro lado a un viñedo con el casco antiguo y amurallado de Carcassonne. Esto es lo mejor de este pueblo, pero también es interesante dedicar un par de horas a caminar por sus intramuros.

Carcassonne by Diego Jambrina (Elhombredemackintosh) on 500px.com

Inspirado por la fotografía analógica

Publicado en Asturias, Fotografía, Lomografía, Lubitel, Zamora el April 3rd, 2012 por diegojambrina

Ahora mismo es de noche, estoy cansado y nada inspirado, por lo que cualquier intento por escribir un post digno será un absoluto fracaso. Así que, he decidido llenar este negro hueco con fotografías hechas en otro momento. Era de día, estaba fresco y rebosaba inspiración, la que me daba tener colgada al cuello la cámara lomográfica Lubitel 166+.

Tenía mis dudas sobre cómo saldrían, porque nunca había disparado con un carrete de ISO 50 (baja sensibilidad a la luz), pero este carrete de Fujifilm, el Fujichrome, me ha sorprendido. Es una maravilla. Estoy encantado con el resultado.

¿Qué decís? ¿Os gustan?

vestigios de Diego Jambrina en 500px.com

 

Obras del teatro (Zamora)

 

teatro de Diego Jambrina en 500px.com

Entre bastidores (Zamora)

bastidores de Diego Jambrina en 500px.com

 

Duero y Douro (Pinilla de Fermoselle)

 

douro de Diego Jambrina en 500px.com

Viñedos desnudos en Hacienda Zorita (Fermoselle)

viñedos desnudos de Diego Jambrina en 500px.com

 

Brañas en el Parque Natural de Somiedo (Asturias)

 

brava somiedo de Diego Jambrina en 500px.com

somiedo de Diego Jambrina en 500px.com

 

somiedo de Diego Jambrina en 500px.com

Lago helado en el Parque Natural de Somiedo (Asturias)

lago helado de Diego Jambrina en 500px.com

 

Nieve en el camino. Parque Natural de Somiedo (Asturias)

 

camino de Diego Jambrina en 500px.com

 

Tags: , , , , , , , ,

La fotografía digital Vs. fotografía analógica

Publicado en Fotografía, Lomografía el September 6th, 2011 por diegojambrina

Cada vez que me voy a visitar un lugar llevo conmigo una mochila cargada de cámaras, objetivos, tarjetas, trípode, filtros y, atención, carretes. Sí, todavía hay quién usa carretes. El becario que se sienta detrás de mí se quedó de una pieza cuando vio la semana pasada sobre mi mesa 8 carretes revelados. Y encima cuatro de ellos eran de 120. ¡¿De 120!? De 120. Y es que soy un nostálgico.

Pero además de amar todo lo que no corresponde a mi época –esta es una de mis taritas psicológicas– adoro tomarme tiempo para encuadrar, seleccionar la apertura, calcular la velocidad, enfocar, encuadrar otra vez, acercarme, enfocar de nuevo, alejarme, otra vez a enfocar, encuadrar de manera definitiva, bajar la palanquita del predisparo y zas.

¿Qué habrá salido? Misterio.

Misterio que se resolverá cuando revele y escanee. Y mientras tanto, a disfrutar con la incógnita.

Claro, que muchos dirán, ¡vaya manera de disfrutar! Con la digital ves cómo te ha salido y puedes rectificar si no te gusta. Efectivamente, ese es el problema; que puedes errar una y otra vez.

Con la fotografía digital no hay tiempo para pensar. Disparas sin que apenas hayas recapacitado un momento y con la precipitación cuesta mucho captar buenas fotografías.

La fotografía analógica me ha enseñado a esperar el momento. La paciencia es una de las grandes virtudes que debe tener todo fotógrafo, y toda pareja del fotógrafo.

Sirva esta foto para agradecer a mi guapísima Eva toda su generosidad por acompañarme en mis cacerías fotográficas (sin casi quejarse).

cisne irlandés de Diego Jambrina en 500px.com

 

Tags: , , , , , , , , , ,